Commendatore

La Saga Villeneuve, historia, primera parte

Hay pilotos que, sin ser campeones del mundo, han forjado una leyenda. Gilles Villeneuve es el mejor ejemplo de ello. Solo seis victorias en seis temporadas bastaron. El canadiense levantaba entusiasmo por su sentido de la velocidad, su conducción intensa, su espectacularidad y su derroche de facultades. Posiblemente hubiera llegado a ser campeón del mundo ...