Escrito por Tendenzias

El nuevo MINI con grandes prestaciones de competición

Pronto los tendremos en nuestras calles. Si ya estábamos acostumbrados a ver la esbelta y bella silueta de los MINI S por nuestras ciudades, ahora la gama MINI se amplía con dos nuevos modelos: el MINI John Cooper Works y el MINI John Cooper Works Clubman.

cochescompeticion11082008

A la buena conducción dentro del ciclo urbano y extraurbano que ya daban estos pequeños grandes coches, a une una visión y conducción más deportiva de estos dos nuevos modelos. Estos dos nuevos modelos nos dará muchos momentos de excitante conducción.

Estos dos nuevos modelos de MINI, que se fabrican en la fábrica de MINI en Oxford suponen la inclusión de John Cooper Works de forma oficial en la marca.

El tinte selecto que siempre ha tenido esta marca y que ha hecho de los MINI unos coches exclusivos, se amplia con un concepto más deportivo y extraurbano que le da John Cooper Works. La característica fundamental de estos modelos, de ahí su deportividad proviene de que el motor viene directamente de la competición automovilística, sus llantas de aleación son extremadamente ligeras, los frenos son de una pulcritud excelente a la hora de cumplir sus función. El sistema de escape y la nueva caja de cambios de seis velocidades nos hará, como de hecho prácticamente estamos, pensar que se trata de un coche de competición.

Prácticamente, debido a los estrictas pruebas de calidad que pasa cada modelo, nos encontramos en un coche de competición, lo cual no es óbice para que también se pueda conducir perfectamente por la ciudad, sobre todo debido al tamaño que tiene, muy similar al del modelo MINI S.

Entre las características que también hay que valorar en el MINI John Cooper Works y MINI John Cooper Works Clubman son el diseño, cuidado como todos los de la marca, la fiabilidad que nos da conducir un coche que perfectamente podría competir en determinadas pruebas y su funcionalidad y fiabilidad en la carretera.

En cuanto al equipamiento es de lujo: llantas de 17 pulgadas que provienen directamente del MINI CHALLEGE de carreras, trasmisión delantera, Sistema de control dinámico de estabilidad (DSC), sistema de control dinámico de tracción (DTC), Palanca especial de velocidades, Tecla SPORT en la consola central para la conducción más deportiva, Escala de velocímetro que llega hasta los 260 kilómetros por hora,

Mención a parte hay que hacer de su motor deportivo, más propio de un coche de competición que de un utilitario. Su motor de 132 CV nos dará toda la potencia que necesitemos para nuestra conducción más agresiva y deportiva Su aceleración de 0 a 100 se produce en 6,8 segundos. Un motor de competición que es el corazón de un pequeño gran coche.

Para más información se puede consultar la página WEB de John Cooper Works

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos